M

At sit eleifend efficiendi, utroque forensibus vel eu. Eros mandamus ad nam. Ad natum virtute pro, dicit scripserit nec cu et qui dicat.

Follow me:
Tw        Be        Fb        Pin

Pica Pica Agencia Creativa

errores agencia de comunicacion

Agencias de comunicación: 3 errores que a menudo cometen

Cada vez son más los negocios que cuentan con gabinetes de prensa para difundir novedades y servicios, consolidar los ya existentes y darse a conocer entre prescriptores de toda índole, que en muchas ocasiones son los mejores embajadores de cualquier marca. Para ello, necesitan la figura de un intermediario (un responsable de comunicación, prensa y relaciones públicas), que se encargue de generar una comunicación fluida y efectiva con los medios de comunicación, de manera que estos den a conocer entre su público informaciones de interés vinculadas a la marca.

Muchas empresas cuentan de forma permanente con un servicio de gabinete de prensa y comunicación (ya sea in house o a nivel externo), con el que establecen una relación estable y fluida que garantiza la presencia regular en medios. Son muchas las que entienden el valor, en ocasiones intangible, de este tipo de impactos y otras muchas las que todavía hoy son reacias a cualquier tipo de input que no pueda contabilizarse de forma cuantitativa. No siempre ocurre con la comunicación, pues en ocasiones es difícil establecer el valor de una story en un medio prescriptor, de una página en un diario o una mención en una tertulia radiofónica. Sin embargo, juntas son el sedimento para que una marca o servicio se vaya instalando en el imaginario de los consumidores afines y, poco a poco, consolidándose hasta hacerse irreemplazable.

El trabajo de las agencias de comunicación constituye, en este caso, una pieza fundamental para garantizar una comunicación fluida entre la compañía y el público final a través de los medios de comunicación, ya sean periodistas o influencers. Es importante que esta sea impecable, sin interferencias, y que la agencia no cometa algunos errores que, por desgracia, son más habituales de lo que parece:

Errores de las agencias de comunicación

No decir no al cliente

A veces no es fácil, pero dado que la agencia de comunicación es la que mejor conoce a la prensa y sabe qué puede interesar a los periodistas y qué no, es fundamental decir no cuando sea necesario a las sugerencias del cliente. Y es que hay hechos que si bien son noticiables a nivel corporativo (y, por  tanto, merecedores de un post en Linkedin, sí, pero no de una nota de prensa) no son interesantes a nivel de gabinete de prensa.

No escoger la fecha adecuada

Es fundamental establecer un calendario comunicativo y adecuar la comunicación a las necesidades de este. No se comunicará lo mismo en Navidad que en verano, del mismo modo que los hechos noticiables varían en función de la actualidad en otros ámbitos y que antes o después de unas vacaciones o un puente, cuando las redacciones están vacías, es probable que determinados comunicados obtengan un impacto menor que en otras fechas.

Presionar al periodista

Aunque a veces sea tentador presionar al periodista para que publique la información que difunden las agencias de comunicación o gabinetes de prensa, esta estrategia casi nunca funciona. Puede que una vez se consiga, por agotamiento, pero no ayuda a establecer una relación de confianza, bidireccional, con prensa y prescriptores. La agencia debe facilitar la vida al periodista o prescriptor, proporcionándole de forma inmediata la información y materiales que necesita, gestionando peticiones y entrevistas… pero nunca interfiriendo en su trabajo. En este sentido, lo último que puede hacerse es sugerir a la prensa por dónde debería ir el artículo, aunque sí, por supuesto, informar con rigor de todos los ángulos posibles.

Hay que tener en cuenta, además, que los resultados de una campaña de comunicación no son siempre inmediatos y, como decíamos, en ocasiones tampoco cuantificables. Pero, si se hace bien, la comunicación puede ser fundamental a nivel cualitativo y colocar a las marcas, empresas y servicios en un lugar privilegiado en el imaginario de los consumidores.